Franco de Vita, Noche "En Primera Fila"

franco

Ciudad Guayana 14/06/2012.- Las instalaciones de la zona rental del centro Italo Venezolano quedaron totalmente oscuras para darle la bienvenida al cantante Franco de Vita.

Noche cargada de romanticismo

La canción con la que abrió el concierto fue: “Dónde está el amor”, después interpretó “Louis”.

“Muy buenas noches Puerto Ordaz. Gracias a todas las personas que han hecho esto posible, gracias por venir a acompañarme esta noche, su presencia es muy importante para mí”, fueron las primeras palabras de Franco para el público.

Al sonar los primeros acordes de los temas: “Fuera de esta mundo” el público se incorporó de manera única.

Lo mismo pasó con los temas que le siguieron: “Y te pienso” y “Somos tres” -uno de los éxitos que le dio su pase a la fama en los años 80.

Para estrechar los lazos con su público, Franco de Vita bajó los diez escalones que lo separaban de su auditorio e invitó a las chicas a que hicieran las veces de Alejandra Guzmán y cantarán con él uno de sus éxitos más recientes “Tan solo tú”.

Toque tropical

En la segunda parte del concierto cantó “Sexo”, antes de sonar la pieza invitó a las personas a disfrutar de “lo mejor que hay en la vida... pero deben protegerse, condonízate”.

El popurrí que cantó agrupó varios éxitos como: “Aquí estás otra vez”, “Será”, “Tengo”, “Ya lo había vivido”, “No se olvida” , “Mi sueño”, “Contra viento y marea”, “Solo importas tú” y “No me lastimes”.

El show continuó con la presentación de cada uno de los componentes de su banda que, como dato curioso, está conformada por músicos de varias partes de Latinoamérica y unos cuantos maracuchos.

Después de tanto “humor” hubo una falsa despedida.

Idilio romántico

Los aplausos aunado al “que cante la de la Vinotinto” hizo que el cantante regresara al escenario.

En esta tercera parte del concierto cantó: “Te veo venir soledad” y “Traigo una pena”.

Al momento de cantar “No basta” más de uno soltó una lágrima.

“No hay cielo” y “Un buen perdedor” fueron los temas interpretados que anunciaba el ocaso de un concierto magistral.

Lo mejor que pudo hacer, para terminar el concierto fue colocarse la casaca de la Vinotinto, todo el público lo acompañó. “Este tema lo compuse para darle: fuerza, coraje y valor a nuestra delegación”, finalizó con el “Buenas noches Puerto Ordaz”.

Por: Jorge Osorio

Publicidad